08.07.2016

Sin reticencias a las griferías sin contacto

Griferías electrónicas: lo que los profesionales del sector deben saber, acerca del funcionamiento en nuestras griferías sin contacto

Stuttgart, julio de 2016. Las griferías de accionamiento sin contacto, también son demandadas en los hogares privados.  Esta tendencia va en aumento. Estas griferías ganan puntos con su elegancia, su mejor higiene, su mayor seguridad y su ahorro. Y, además, las griferías electrónicas amplían la gama de productos.  Los técnicos instaladores, no deben tener desconfianza a los sistemas de accionamiento sin contacto: los trabajos de montaje y mantenimiento pueden resolverse sin problemas.  

Los representantes más frecuentes entre las griferías de accionamiento sin contacto son los sistemas con sensores de infrarrojos. Estos esconden un elevado nivel técnico. La ventaja de ello es que esta técnica es tan inteligente y ha sido tan meditada que los trabajos de montaje y mantenimiento apenas se diferencian de los de las griferías convencionales. Por lo tanto, los técnicos profesionales no tienen motivos para asustarse. 

Los sensores de infrarrojos convencionales reaccionan a través de la proporción de reflexión de la luz y, por ello, son más vulnerables ante los efectos perturbadores procedentes del comportamiento de la reflexión del entorno. Por el contrario, la técnica PSD aplicada en las griferías de accionamiento sin contacto del segmento HANSA|LIVING apuesta por una medición angular de la luz, evitando la activación de la electroválvula. Este sistema reconoce con precisión la posición de las manos del usuario, independientemente de otros factores como las gotas de agua, la reflexión de la luz o las superficies reflectantes. Todas las griferías poseen ya el ajuste óptimo de fábrica, por lo que no es necesario efectuar ningún reajuste costoso y queda garantizado un acceso al agua rápido e intuitivo. 

Conexión por batería o por red?
En caso de que las griferías electrónicas se encuentren en sectores en los que su uso sea frecuente (ya se trate de una nueva construcción o una renovación), el técnico instalador debería abstenerse de optar por una solución con batería como sería recomendable en otros casos, y elegir una grifería con conexión a la red. El montaje se efectúa de la forma tradicional y no es complicado en absoluto. 

Dado que las griferías con conexión a la red de HANSA, como la grifería de lavabo HANSALIGNA, funcionan con tensión baja, el suministro de corriente se realiza sin ningún problema a través de la red eléctrica. En las fuentes de alimentación hay integrado un transformador que reduce la tensión de alimentación de 230 voltios a 12 voltios. Las fuentes de alimentación están disponibles como variantes externas o empotradas, en función de las necesidades. Además, no es absolutamente necesario efectuar regularmente trabajos de mantenimiento en las griferías de lavabo con sistemas de accionamiento sin contacto.

Ventajas de las griferías con sistema de accionamiento sin contacto
La tendencia general hacia un uso moderado de los recursos también es válida para las griferías sanitarias.  Los clientes exigen eficiencia y confort en el cuarto de baño; al fin y al cabo, pensar y actuar teniendo en cuenta los factores económicos, beneficia tanto al medio ambiente como a su economía. Con las series HANSALOFT, HANSALIGNA y HANSASTELA, HANSA ofrece variantes para lavabos con sistemas de accionamiento sin contacto, tanto para el ámbito comercial como para los cuartos de baño privados de alta gama. Gracias a la tecnología de sensores altamente funcional, estas griferías permiten un uso higiénico y confortable y son especialmente económicas. Las griferías modernas consumen solamente seis litros de agua por minuto e interrumpen el flujo de agua automáticamente tras su uso. De este modo, se minimiza el consumo indeseado de agua y, en su caso, la energía necesaria para el consumo de agua caliente. El manejo sin contacto, tiene además la ventaja de que las superficies cromadas, se mantienen impecables durante más tiempo.