21.03.2017

HANSA en la Charité de Berlín

Griferías especiales para el sector clínico

Stuttgart/Frankfurt. Con la nueva area de urgencias de la Charité Centro– Rudolf-Nissen-Haus y la Charité Bettenhaus Centro, la tradicional institución médica universitaria de Berlín, cuenta entre las más modernas clínicas universitarias de Europa. Con el afortunado saneamiento de los emblemáticos recintos del campus histórico se concluye el gran proyecto arquitectónico de la Charité. Los pacientes y el personal, o sea también el sector de la salud, se beneficiarán en el futuro de la mayor comodidad posible y la más moderna técnica. Así los baños de los pacientes, las habitaciones destinadas a los tratamientos, los locales de cuidados intensivos, los sanitarios semipúblicos, los locales sanitarios, las cocinas del personal y los locales del personal, se dotarán de las versátiles griferías especiales de HANSA.

La Charité es de esencial importancia para las atenciones sanitarias de las personas en la creciente región de la capital. Se trata de un buque insignia de la ciencia, de un importante centro docente para la nueva generación de personal médico; cuenta además entre los mayores patrones públicos de la ciudad de Berlín.
El edificio de camas inaugurado en 1982 en tanto como tarjeta de visita de la Charité Centro que se reformó a fondo y se dotó de una fachada energéticamente eficiente y un equipamiento interior altamente moderno.Tras la exhaustiva remodelación y las medidas de saneamiento llevadas a cabo en el Campus de la Charité Centro e iniciadas en enero de 2014, en menos de tres años de obras o sea en diciembre de 2016 pudieron ingresar los primeros pacientes. Con la nueva construcción “Urgencias Charité Centro – Rudolf-Nissen-Haus“ para quirófanos, áreas de medicina intensiva, central e ingresos de urgencia, así como el hospital de camas de 21 plantas se cuenta en total con unas 620 camas en números redondos. Los costes de todo el proyecto son de un total de 202,5 millones de euros.
Con la conclusión del enorme proyecto de construcción, mejoraron considerablemente las condiciones para los pacientes, para los médicos y el personal médico. Además de los nuevos puntos de apoyo a los cuidados, todas las estaciones se encuentran dotadas de los más modernos dispositivos técnicos. Cabe decir lo mismo de las instalaciones sanitarias. Se instalaron aquí las griferías de HANSA especialmente destinadas al sector de la salud: HANSAMEDIPRO, HANSATEMPRA, termostatos HANSACARE y duchas de mano HANSAMEDIJET.

Comodidad e higiene en todas las áreas
En ningún lugar son la seguridad y la higiene tan preferentemente importantes como en los hospitales. Tanto al personal como a los pacientes ha de ofrecérseles unas instalaciones sanitarias muy confortables.
Por este motivo la Charité apostó por la grifería mural HANSAMEDIPRO con maneta en forma de estribo. La versátil y especial grifería se encuentra en el edificio de camas, no sólo en los baños de los pacientes, sino también en las estancias destinadas a los tratamientos, sanitarios semipúblicos, locales sanitarios, cocinas y locales del personal.
Desarrolladas junto con la GGT Deutsche Gesellschaft für Gerontotechnik® y específicamente destinadas al sector de la salud, como clínicas y hospitales, las griferías convencen gracias a la comodidad, la seguridad y la higiene.
De un sencillo manejo y una máxima libertad de movimientos se ocupan, por ejemplo, la señalización de calor/frío de la maneta, así como la maneta grande en forma de estribo. Para prevenir el peligro de quemaduras se ha integrado un bloqueo de agua caliente.
El logrado diseño de HANSAMEDIPRO observa las más altas exigencias higiénicas: evitando los cantos así como con las conexiones estancas contra las salpicaduras de agua se reduce considerablemente la proliferación de gérmenes.
Además la grifería especial convence con su exclusiva alta calidad. A este respecto cabe mencionar, por ejemplo, el sistema HANSAPROTEC para preservar la calidad del agua potable. La aleación de latón empleada es resistente a la desgalvanización y resistente a la corrosión. Todas las piezas de latón en contacto con el agua son de un contenido de plomo de menos del 0,3% y carecen de baño de níquel.

Estación de cuidados intensivos; cuando se requiere una seguridad absoluta
En los locales de cuidados intensivos del nuevo centro de urgencias se exige el más alto nivel de higiene. La grifería mural  HANSATEMPRA cumple esto perfectamente y ofrece además una comodidad óptima. Su prolongada maneta puede accionarse prácticamente con el brazo o sea sin necesitar para su uso las manos. Así la grifería se adapta perfectamente a los procesos de trabajo de la vida diaria de las clínicas. Igualmente práctico es que la desinfección térmica se realice por el lado del termostato. De las quemaduras se encarga el bloqueo de seguridad de 38° grados centígrados, que sólo se puede superar pulsando un botón.

Comodidad en la ducha; seguridad contra las quemaduras
Al lavarse, ducharse y aseo de las personas enfermas que requieran cuidados especiales, la temperatura correcta es esencial. Para evitar las quemaduras, el termostato empotrado HANSACARE (un bloqueo de seguridad de 38° grados centígrados regulado preajustado en fábrica) ofrece en las duchas de los pacientes del edificio de camas de la Charité la protección ideal. Su breve regulación así como la gestión de caudal ahorran además hasta un 60 por ciento de agua y energía, lo cual es una gran ventaja, sobre todo, con vistas a la gestión eficiente de los costes.
El termostato empotrado HANSACARE se concibió además con conexiones ocultas, una mando de tamaño especial, limitación de la temperatura y mando de selección de la temperatura. HANSACARE es apropiado para la desinfección térmica según la normativa DVGW W 551 sin que haya de desmontar el grifo.
En combinación con la ducha de mano de reducido aerosol HANSAMEDIJET, se ofrece al paciente una ducha agradable, sin esfuerzo e higiénica.